Toma de temperatura y protección de datos

temperatura de protección de datos

Poco a poco las medidas de cierre de emergencia, con el consiguiente regreso a la actividad
económicos y laborales, no sin aplicar las medidas preventivas necesarias para evitar nuevas infecciones de
COVID-19.

Una medida que está ganando relevancia en los medios y sobre la que estamos recibiendo consultas es la
Posibilidad de Toma la temperatura a los ciudadanos en lugares de trabajo, locales y superficies
comercial. Veamos qué debemos tener en cuenta.

los AEPD ha emitido diferentes documentos, informes Y comunicaciones sobre protección de datos en relación con Covid-19 en el que también se ha abordado el tema de la medición de temperatura. Veamos los aspectos más relevantes.

Tomar la temperatura implica el tratamiento de datos especialmente protegidos, no solo por ser datos
de salud, si no porque también implican una injerencia en la intimidad de la persona, en la medida en que
Sabrá su temperatura y una posible infección por Covid-19. Además, esta medición de temperatura puede
negar el acceso a lugares públicos o al lugar de trabajo, lo que implica la proyección de un cartel
y estigma social hacia la persona.

Respecto a su implementación, la AEPD ha manifestado que la medición de temperatura puede no ser un
medida ideal, en el sentido de que se ha comprobado que hay individuos que pueden ser
infectado por Covid-19, pero estar asintomático, no ser detectado por el medidor de temperatura.
Por tanto, es aconsejable evaluar la posibilidad de tomar medidas menos intrusivas.
Por otro lado, al establecer los rangos de temperatura dentro de los cuales se puede considerar
que una persona está en riesgo de infectarse, será necesario prestar atención a los informes de los expertos y
autoridades sanitarias.

Legitimación del tratamiento de los datos de toma de temperatura

En el ámbito laboral, la legitimación del tratamiento de los datos de temperatura se encuentra en el
cumplimiento de una obligación legal (Art. 6.1 c) RGPD y cumplimiento de las obligaciones de la empresa
en materia de derecho laboral (Art. 9.2.b) RGPD. Es decir, la empresa puede procesar estos datos para
cumplimiento de sus obligaciones de Prevención de Riesgos Laborales para salvaguardar la
seguridad y salud de sus empleados.

Es más complicado encontrar una base legítima para el caso de la tiendas. En este sentido el
La AEPD ya ha manifestado que podría encontrarse en la necesidad de salvaguardar intereses vitales de la
interesado o terceros y por motivos de interés público en el ámbito de la salud pública. Sin embargo,
Este asunto debe en todo caso estar sujeto al cumplimiento de las recomendaciones u obligaciones que el
que las autoridades sanitarias realicen o impongan en todo momento, exigiendo soporte legal y, en ningún
caso, ser realizado por el comercio por su propia iniciativa.

El consentimiento de la persona para tomar la temperatura no será válido, ya que este no la dará.
libremente en la medida en que esté condicionado por el deseo de acceder al trabajo o al
comercio, no siendo un consentimiento otorgado libremente.

También regirán aquí los principios de limitación de la finalidad y veracidad en el tratamiento de los mismos.
datos. El cumplimiento se logrará restringiendo el uso de datos de temperatura para la detección de
una posible infección sin su uso para diferentes propósitos. En cuanto a la precisión, será
Es necesario contar con manómetros de calidad debidamente homologados y que la medición se realice
por personal sanitario cualificado.

Garantías en el tratamiento de datos de temperatura

Como en cualquier otro tratamiento, deben cumplirse las debidas garantías establecidas por el RGPD. En
En este sentido, podemos enumerar, entre otros, los siguientes:

  • Incluya el tratamiento específicamente en nuestro registro de tratamientos.
  • Cumplir con el derecho de información a trabajadores y clientes: En el caso de trabajadores
    podemos enviar una comunicación. En el caso de las tiendas, la información debe ser visible y accesible.
    para los clientes, teniendo en cuenta que deben poder acceder a él antes de someterse a la toma de
    la temperatura.
  • Como ya hemos indicado, la toma debe realizarse con instrumentos y personal homologados.
    la salud y los criterios obedecen a lo establecido por las autoridades sanitarias.
  • Confidencialidad: En el caso de detectar un caso de Covid-19, la negativa de la persona a acceder
    al lugar, debe hacerse manteniendo la máxima confidencialidad del motivo y discreción. En el caso de
    centros de trabajo, se podrá comunicar la existencia de un positivo para que se tomen medidas
    necesario, pero en ningún caso debe revelarse la identidad del interesado.
  • Conservación de datos: Los datos, en la medida en que se limiten a la finalidad de permitir o no la
    el acceso al lugar de trabajo o locales comerciales no debe mantenerse ni registrarse. El propósito de
    el que se tomó decae en el mismo momento en que se toma la temperatura, con un resultado u
    otro. Todo ello sin perjuicio de la necesidad de conservar datos específicos para atender la
    defensa de eventuales reclamaciones.
  • Capacitación: El personal que procesa los datos debe estar debidamente capacitado, especialmente aquellos en el
    que pueden abordar eventuales reclamaciones.
  • Derechos de los interesados: Los derechos de acceso deben estar garantizados en todo momento,
    rectificación, oposición, limitación, portabilidad y supresión de datos. El hecho cobra especial relevancia
    que el ciudadano o el trabajador pueda comprobar los datos de temperatura y presentar una reclamación en
    si se considera necesario. El trabajador o ciudadano podrá acudir a quejarse ante el Delegado de Protección de Datos del responsable del tratamiento o ante la AEPD.

Seguimos trabajando desde casa, cualquier duda, ponte en contacto con nosotros en .

Carlos Sánchez Oliver nosotros

Delegado Certificado de Protección de Datos. Profesional de Cumplimiento, CESCOM, IFCA. Ha desarrollado su carrera en el sector financiero y de inversiones, desde 2018 es el Oficial de Protección de Datos de nosotros.