Nueva Sentencia del TJUE sobre IRPH que permite su nulidad

tribunal europeo del irph

El 3 de marzo nos enteramos de la tan esperada sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en IRPH. Según Europa, el IRPH debe estar sujeto a control de transparencia declararlo abusivo y nulo por falta de información, en su caso. De esta forma, devuelve a los consumidores afectados la protección que anteriormente le fue negada por el Tribunal Supremo español, que se negó a someter este índice a los requisitos de transparencia.

El espíritu de la jurisprudencia europea es proteger al consumidor contra el profesional al encontrarse en una situación de desigualdad e inferioridad con respecto al profesional que es la entidad bancaria, tanto en relación a la capacidad de negociación como al nivel de información que tiene, ya que al consumidor se le imponen las cláusulas del contrato, sin poder para influir en él, solo puede adherirse a él o no.

Para solucionar esta situación de desigualdad, se permite el control del carácter abusivo de estas cláusulas bajo la exigencia de buena fe, equilibrio, transparencia, restableciendo así el Equilibrio entre las partes que ayuda al consumidor a estar en igualdad de condiciones ante el banco.

Por tanto, obliga a los jueces nacionales a examinar, caso por caso, que la cláusula de un contrato impuesto a un consumidor es clara y comprensible.

Te contamos en este post las claves de la sentencia, que ha dado esperanzas a los afectados por el IRPH, que recordemos que hay más de un millón hipotecados.

Claves para entender la normativa europea sobre IRPH

  • El TJUE exige que la cláusula de tasa de interés variable es comprensible para un consumidor medio. Esto se traduce en imponer al banco la obligación de informar al consumidor del funcionamiento del método de cálculo, de las consecuencias económicas y de todos aquellos elementos necesarios para que el consumidor conozca la carga financiera a la que está sometido. Exige expresamente informar sobre la evolución histórica del IRPH en el que se basa el cálculo del tipo de interés.
  • Debe ser entregado al consumidor antes de la celebración del contrato de préstamo hipotecario; tanto la información contractual como las consecuencias económicas de dicho contrato.
  • Los Tribunales españoles deben velar por el carácter claro y comprensible de las cláusulas. Si no se cumplen los requisitos de información comprensible y transparente, la inclusión del IRPH deberá declararse abusiva.
  • Si llegan a la conclusión de que dicha cláusula es abusiva, el juez deberá anularla. Una vez declarado desierto, ¿qué sucede? ¿Qué efectos tiene sobre el contrato hipotecario?
  • Si la cláusula es nula pero el contrato no es nulo, es decir, la hipoteca sigue viva después de la nulidad de la cláusula, hay dos opciones:
  1. Deja que el contrato subsista, mantente vivo, pero sin una cláusula de tipo de interés variable. El afectado pagaría cuotas hasta que se devolviera todo el capital prestado pero “gratis”, sin intereses. Este supuesto es difícil de dar, porque la propia naturaleza de un préstamo implica que el prestatario se beneficia pero también el prestamista.
  2. Si el contrato no puede existir sin dicha cláusula de tasa de interés, el juez le preguntará al consumidor si desea cancelar el contrato. La rescisión del contrato supondría el recálculo del préstamo sin tipo de interés. Es decir, el hipotecado no pagaría intereses pero devolvería el capital prestado al banco ya que el contrato de préstamo deja de existir. Es difícil de aceptar para el prestatario, ya que es la opción más perjudicial para el hipotecado.
  • Si el consumidor no acepta la nulidad del contrato porque declarar su nulidad le resulta muy perjudicial, se solicitará la sustitución del IRPH por otro índice legal aplicable. Ambas partes deben estar de acuerdo, si no hay acuerdo, el juez nacional establecerá el nuevo punto de referencia.
  • Los efectos de esta sentencia no están limitados en el tiempo. Es decir, todos los afectados podrán reclamar íntegramente las cantidades desembolsadas, sea cual sea la fecha de contratación de sus hipotecas.