La Ley de la Segunda Oportunidad en 2021

ley de segunda oportunidad

En este post vamos a dar las claves sobre el Ley 25/2015, de 28 de julio, de Mecanismo de Segunda Oportunidad, Reducción de la Carga Financiera y Otras Medidas Sociales. Que acActiva un proceso administrativo que ayuda a las personas y los autónomos a negociar con los acreedores.

Deudas de particulares y autónomos ante la Ley

Antes de esta Ley, en España solo existía la Ley concursal , que cubría únicamente a empresas con deudas pendientes y cuya situación podía dificultar mucho su solvencia por las deudas contraídas. Por otro lado, la Ley de Segunda Oportunidad reconoce el derecho a reestructurar la deuda de los individuos y pequeños empresarios, principalmente autónomos.

Particulares, autónomos y la Ley de Segunda Oportunidad

Regulado por la Ley 25/2015, de 28 de julio, consiste en un proceso administrativo que permite a una persona entrar en concurso de acreedores siempre que cumpla con ciertos requisitos para, inicialmente, intentar llegar a un acuerdo de pago con los acreedores y en el caso de no poder para solicitar la cancelación de la deuda ante un juez.

El objetivo de esta ley “No es otro que flexibilizar los acuerdos de pago extrajudicial y promover un verdadero mecanismo de segunda oportunidad que permita a una persona física (privada o autónoma, principalmente) volver a encarrilar su vida, tras un fracaso económico, sin arrastrando una deuda que previsiblemente nunca podrá ser satisfecha. “

Aunque en España la Ley es todavía muy desconocida (en 2018 en Alemania el 0,13% de la población se acogió a esta Ley, en Francia el 0,27%, en Gran Bretaña el 0,17% mientras que en España tan solo el 0,01% de la población) lo cierto es que esta cifra aumenta anualmente.

¿Cuáles son los requisitos para calificar para la Ley de Segunda Oportunidad?

Cualquiera que sea deudor de buena fe, persona natural, natural o autónoma no puede hacer frente a las deudas contraídas con sus acreedores, por falta de patrimonio o porque sea insuficiente para saldar la totalidad de la deuda, siempre que la deuda total no supera los 5 millones de euros.

La Ley establece que la solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho solo se admitirá al deudor de buena fe, pero ¿cuándo concurre la buena fe del deudor? Se entenderá que el deudor actúa de buena fe siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

Que él el concurso no ha sido declarado culpable (por ejemplo: no solicitar la declaración de quiebra cuando existía una obligación legal, infringir el deber de colaboración, no proporcionar información veraz en interés de la quiebra). Sin embargo, si se declara la quiebra, el Juez podrá otorgar la exención de responsabilidades satisfechas cuando no aprecie fraude o negligencia grave.

  • Que el deudor no ha sido condenado por sentencia firme por delitos contra la propiedad, el orden socioeconómico, falsificación de documentos, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en un plazo de 10 años anteriores.
  • Que hay celebrado o por lo menos intentó entrar en un acuerdo de pagos extrajudicial.
  • Qué no han obtenido este beneficio en los últimos 10 años.
  • Qué no ha rechazado en los 4 años anteriores a la declaratoria de concurso una oferta de trabajo adecuada a su capacidad.
  • Que aceptas expresamente que La obtención de este beneficio se inscribirá en la sección especial del Registro Público de Quiebras por un período de cinco años..

¿Cuál es el proceso que sigue la aplicación de la Ley?

El procedimiento consta de dos fases, pudiendo concluir en cualquiera de ellas.

Primera fase: Acuerdo de Pago Extrajudicial (AEP)

El primer paso es solicitar la apertura del expediente para llegar a un acuerdo de pago extrajudicial ya que a partir de ese momento los acreedores no podrán realizar ningún acto que implique una mejora de su situación con el deudor, por lo que un acreedor se impedirá continuar con la solicitud extrajudicial al deudor o se inicie un procedimiento judicial en su contra, se realice la anotación preventiva de embargos, etc.

Posteriormente, el mediador concursal con el consentimiento del deudor y asesorado por el abogado del deudor, y siempre con un mínimo de 20 días antes de la reunión con los acreedores, les remitirá un plan de pago elaborado para su estudio. Dentro de los 10 días siguientes a la recepción del acuerdo propuesto, los acreedores pueden presentar propuestas alternativas, modificaciones o incluso la solicitud de quiebra consecutiva si dentro de este período los acreedores se niegan a negociar un acuerdo de pago extrajudicial, siempre que existe. insolvencia actual o inminente del deudor y posterior a esta solicitud la exoneración de responsabilidad insatisfecha, siempre que el deudor cumpla con los requisitos.

Si existe voluntad entre las partes de llegar a un acuerdo, el siguiente paso sería asistir a la reunión con los acreedores, que puede o no concluir de acuerdo:

1. Si se llega a un acuerdo de pago extrajudicial entre el deudor y los acreedores, el procedimiento finalizaría en esta fase y, el deudor debe cumplir con el calendario de pagos.

Para que se produzca la AEP es necesario que sea votada a favor por los acreedores representantes:

  • 60% de la responsabilidad por deducciones inferiores al 25% con un calendario de pago de hasta 5 años.
  • 75% del pasivo por deducciones superiores al 25% con un calendario de pago de 5 a 10 años.

2. En caso de no llegar a un acuerdo se procederá a solicitar el concurso o arreglo consecutivo.

Segunda fase: Exoneración de pasivos insatisfechos (BEPI)

En el caso de que el plan de liquidación sea rechazado, se continuará el procedimiento solicitando la exoneración de la responsabilidad insatisfecha ante el Juzgado correspondiente, para lo cual el deudor deberá cumplir con los requisitos de buena fe, falta de equidad para liquidar o ser insuficiente para cubrir la deudas y que todas ellas no superen los 5 millones de euros.

La cancelación de la deuda se vuelve definitiva a los 5 años, aunque la Ley legitima al acreedor concursal para solicitar al juez concursal la revocación del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho. cuando, durante los cinco años siguientes a su concesión, se pueda demostrar que el deudor no ha actuado de buena fe, comprobando la existencia de rentas, bienes inmuebles o derechos ocultos durante la solicitud.

Transcurridos 5 años sin revocatoria, el juez de quiebras, a solicitud del deudor, emitirá una orden reconociendo el carácter definitivo de la exoneración.

Un abogado puede ayudarme con la Ley de Segunda Oportunidad.

En nosotros somos conscientes de la situación económica y personal por la que atraviesa una persona que viene a nosotros para enterarse de la Ley de Segunda Oportunidad, por lo que luego de un riguroso estudio de su situación financiera, ofrecemos una solución personalizada para su caso. .

No solo nos encargaremos de ayudarte a recoger y obtener la documentación necesaria, sino que te acompañaremos durante todo el trámite y, durante los cinco años posteriores a la declaración de la exención de responsabilidad insatisfecha, sin coste adicional.

Desde nosotros te animamos a que nos consultes de forma gratuita y, si luego de nuestra asesoría te gustaría iniciar este mecanismo de segunda oportunidad, debes saber que nuestros honorarios incluirán otros gastos como notario y abogado, todo con el fin de evitar el costo. del procedimiento. Evite comenzar desde cero.

Si está interesado en realizar un estudio de su situación o desea ampliar la información sobre la Ley de Segunda Oportunidad, puede contactarnos en .

Nuria es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, especializada en responsabilidad civil y seguros de vehículos de motor, así como responsabilidad patrimonial de la administración, mediante la práctica jurídica diaria en un despacho profesional especializado en el sector asegurador a nivel nacional. En 2018, se incorporó a nosotros, el departamento de servicios legales – desarrollo de nuevos productos – para colaborar en el desarrollo e implementación de nuevos servicios legales.